Kinfill

La filosofía de Kinfill se basa en deshacerse del plástico de uso único para los productos de limpieza del hogar. La marca con sede en Holanda propone cuatro productos icónicos con fórmulas naturales y diseño sofisticado. Para Kinfill, "la industria de la limpieza es un negocio sucio" y aspiran a hacerlo más limpio. Diseñada para reducir el desperdicio diario de plástico, la colección incluye un limpiacristales, un limpiador multisuperficie, un detergente para el baño y otro para el piso.
Olor, tacto, vista: estos productos de limpieza despiertan los tres sentidos vestidos con botellas de vidrio italianas y dotados de delicados aromas naturales: lavanda calmante y purificante, notas cítricas y brillantes, un acorde afrutado de pepino y melón, o las verdes y resinosas notas de pino. La limpieza del hogar se convierte en una nueva experiencia multisensorial.